Mecatronicos en accion!!!

Loading...

domingo, 30 de septiembre de 2007

Kodiak el guapo





Recuerdo estar en tercer semestre, cuando el jefe guss nos invito a un curso taller impartido por robodacta, donde, ensamblaríamos un seguidor de trayectorias... ese fue mi primer encuentro con la minirobotica; yo por artes del destino conseguí un seguidor de línea mas y se lo obsequie a mi camarada Benja.



A los pocos días el depa de investigación propuso una carrera con los robots recientemente armados, así que toda la noche Benja y Yo nos la pasamos modificando los seguidores hasta tener los mas veloces y con el mejor control de la línea .

Así pues el Benja gano, ya que yo al ir camino al Tec atropelle a un motorepartidor de tortillas y ya no pude llegar; pero ya que el y yo estábamos en el mismo equipo se nos encomendó organizar otra carrera donde el ganador iría con gastos pagados al Concurso Nacional de Minirobotica en Querétaro. paralelamente a nosotros se nos ocurrió hacer otro robot para competir pero que no fuera en seguidor de líneas ya que no nos sentíamos con el nivel de hacer buen papel en el nacional.

De ahí surgió la idea de hacer un sumobot a radio control, con una estructura metálica, motores fuertes y un tren de engranajes capaz de desplazar unos 15 Kg. entonces pues recorrimos chatarreros, tiendas, en fin todo lo que teníamos a la mano. Poco a poco fue surgiendo nuestro sumo, muy robusto, fuerte, pero un tanto lento al cual le llamamos KODIAK ya que los osos pardos "kodiak" son los mayores carnívoros del planeta y sugiere fuerza y poderío.

Así pues llegamos a Querétaro, donde, en la inscripción nos topamos a equipos provenientes de: UNAM, UVM, UAQ, ITQ, BUAP, TEC DE MONTERREY, UDLA, IBERO Y POLITECNICO, henos ahí una escuela de apenas 8 años de creación un pequeño tecnológico descentralizado que si juntáramos los edificios y aulas con las que contamos cabrían sin problema en el estacionamiento de la ESIME Culhuacan, pero pues nos sentíamos fuertes, al principio pasamos inspeccionado los prototipos, le temíamos a uno de la IBERO el RICSU II , pero del que nunca nos preocupamos fue "el santo" de los politécnicos, que se ha convertido en nuestro eterno rival y que hace poco me entere que ya no competirá pero si su legado R.I.P. mi estimado santo.

Pues iniciados los combates, nos toco luchar contra "el patotas" el primer día pero al no presentarse ganamos por ausencia y tendríamos que luchar hasta el día siguiente, lo cual nos agrado y pues empezamos a buscar retadores para probarnos, todo iba de maravilla hasta que nos dimos cuenta de que al ser levantados aunque sea un poco perdíamos tracción en 3 de las 4 llantas ya que al estar desfasadas se elevaban tres en vez de dos. Al darnos cuenta de eso, corrimos al hotel, pero antes de pasar ahí compramos dos bisagras, unos remaches y un agua de piña colada, muy rica por cierto.

llegando al hotel anduvimos en busca de una remachadora y tuvimos que ir hasta Menchaca 2, bueno a final de cuentas le pusimos unas palas al Kodiak, pero al ponerle las palas se nos pasaba de peso a lo cual debimos quitar la tapa de arriba, esto nos quito un problema pero nos genero otro, como le haríamos para mantener la antena en una posición buena???, la repuesta fue meterla en el popote del agua que habíamos comprado, bueno pues, como a eso de las 4 am quedo y dormimos un rato.

Al otro día o mas bien dicho ya en ese día un viernes, competimos en varias rondas y uno a uno iban sucumbiendo los prototipos, los chavos no sabían que hacer y peor aun no sabias o no daban crédito a lo que pasaba un robot inalámbrico con 2.4 volts a 1.3 amperes los estaba destrozando, peleamos y peleamos, hasta que como a eso de las 3 o 4 de la tarde no recuerdo bien, solo quedábamos 4 equipos de pies, santo, hoolligan, interceptor y kodiak...........

Los jueces nos llamaron y nos dijeron que peleariamos todos contra todos y que por puntos definiriamos a los tres lugares, esto se convirtio en una verdadera masacre, pero al final se decidio lo siguiente:

hoolligan vs santo ------> por el primer y segundo lugar
kodiak vs interceptor ------> por el tercer y cuarto lugar

Entonces Don Kodiak el guapo se la rifo con el interceptor de la BUAP que es una escuela poblana que tiene una gran trayectoria en la generacion de varios tipos de robots como CUCO el que tocaba el piano, pues ya entrada la batalla le pudimos ganar 2-0 y asi obtener el tercer lugar nacional...
cabe mencionar que a la fecha no le hemos podido ganar al Santo, a otros portotipos iguales como a su compadre, o al Coloso 02 se les ha ganado pero ni al Santo ni a su Hijo le hemos podido ganar.
Y de ahí todo cambio nos volvimos adictos a los sumobots y pues nos ha dejado millones de satisfacciones y algunos sinsabores pero todo bien lo vale. Ya después les contare de muchas peleas mas.....

domingo, 9 de septiembre de 2007

Semblanza del destajador


video

no le tengo medio a ningún oponente, tengo en mente que soy autosuficiente y que nada me preocupa, cuando tomo la desicion de luchar

lo hago como si buscara la muerte, devolviendo la sonrisa a la muerte que día a día me sonríe así que debes defenderte sin mas que hablar, teniendo únicamente dos cosas por seguro: uno de los dos morirá y el que muera obtendrá una gloriosa muerte que no es el fin sino el medio para llegar al mejor sentido del honor donde convergen los senderos de la vida y los principios, donde todo inicia y acaba.... en fin amigo tener una muerte honrosa es mil veces mas glorioso que toda una vida sin honor.... se acabo y mas te vale matarme antes...

El código de bushido


Estos son los siete principios que rigen el código de bushido, la guía moral de la mayoría de samurai de Rokugan. Sed fieles a él y vuestro honor crecerá. Rompedlo, y vuestro nombre será denostado por las generaciones venideras.


1. Gi - honradez y justicia
Sé honrado en tus tratos con todo el mundo. Cree en la justicia, pero no en la que emana de los demás, sino en la tuya propia.
Para un auténtico samurai no existen las tonalidades de gris en lo que se refiere a honradez y justicia.
Sólo existe lo correcto y lo incorrecto.

2. Yu - valor heroico
Álzate sobre las masas de gente que temen actuar. Ocultarse como una tortuga en su caparazón no es vivir.
Un samurai debe tener valor heroico. Es absolutamente arriesgado. Es peligroso. Es vivir la vida de forma plena, completa, maravillosa. El coraje heroico no es ciego. Es inteligente y fuerte.
Reemplaza el miedo por el respeto y la precaución.

3. Jin - compasión
Mediante el entrenamiento intenso el samurai se convierte en rápido y fuerte. No es como el resto de los hombres. Desarrolla un poder que debe ser usado en bien de todos.
Tiene compasión. Ayuda a sus compañeros en cualquier oportunidad. Si la oportunidad no surge, se sale de su camino para encontrarla.

4. Rei - cortesía
Los samurai no tienen motivos para ser crueles. No necesitan demostrar su fuerza. Un samurai es cortés incluso con sus enemigos. Sin esta muestra directa de respeto no somos mejores que los animales.
Un samurai recibe respeto no solo por su fiereza en la batalla, sino también por su manera de tratar a los demás. La auténtica fuerza interior del samurai se vuelve evidente en tiempos de apuros.

5. Meyo - honor
El auténtico samurai solo tiene un juez de su propio honor, y es él mismo. Las decisiones que tomas y cómo las llevas a cabo son un reflejo de quien eres en realidad.
No puedes ocultarte de ti mismo.

6. Makoto - sinceridad absoluta
Cuando un samurai dice que hará algo, es como si ya estuviera hecho. Nada en esta tierra lo detendrá en la realización de lo que ha dicho que hará.
No ha de "dar su palabra" no ha de "prometer" el simple hecho de hablar ha puesto en movimiento el acto de hacer.
Hablar y hacer son la misma acción.

7. Chugo - deber y lealtad
Para el samurai, haber hecho o dicho "algo", significa que ese "algo" le pertenece. Es responsable de ello y de todas las consecuencias que le sigan.
Un samurai es intensamente leal a aquellos bajo su cuidado. Para aquellos de los que es responsable, permanece fieramente fiel.
Las palabras de un hombre son como sus huellas; puedes seguirlas donde quiera que él vaya.

El temple de un Samurai

o

Tenue cae la nieve, sobre los bosques de cedros.
Emocionado, camina el viento sobre los cerezos.
El pájaro narra la aventura de volar.
La montaña reposa con sus brazos de rocas.
Es la quietud.
El reflejo de la cima blanca
sobre las pupilas del lago.
El Fujiyama cabrillea en el agua.
El agua libera poemas.
Y arriba una espada brilla.
El sol es.

Lento es el movimiento.
El acariciar de los dedos sobre la flor.
El cerezo medita.
A veces, se ve un pensamiento.
Hay una mente, de nervaduras y hojas.
El Samurai contempla.
Piensa.

Sobre el papel de arroz
el pincel susurra la tinta.
Tinta negra.
La esperanza baila,
aunque no se mueva.
La primavera lo dice en el bosque.
En el anillo de la madera.
La mano que brotó del filo del sable,
ya debe escribir:
Bushido.

El árbol está firme.
Tú debes llegar a la firmeza.
Tu paso no será confuso.
Caminarás en el dorso del paisaje.
Que permanece.
La belleza no huye.
Los valores claros no se sepultan.
La roca le es fiel a la tierra.
La nube le es fiel al sol.
Tú serás fiel a tu Señor.

La mariposa descansa.
El rayo la contempla.
La admira.

En la aldea vive la suavidad de mujer.
Allí, su vientre crea la nueva sonrisa.
Para el cerezo.

Tu piel es el lecho,
para que se posen los principios.
Nunca los olvides.
Nunca los traiciones.
Sé el agua
que nunca abandona su cauce.
Tu cuerpo,
ataviado para la guerra,
que sea la playa,
la arena,
donde siempre se repitan los valores:
compasión, lealtad, servicio, coraje,
justicia, sinceridad, cortesía.
Honor.

En la fragua se repiten los truenos.
Luego el sol brilla en el horno.
El herrero se enorgullece con el calor.
Siembra tormentas con su martillo, en el metal.
Los hombres sin valor son imprecisos, vagos.
La verdad es precisa, continua.
El número exacto de golpes se necesita
para el nuevo brazo.
La matemática precisa del martillo es necesaria,
para explicar el nuevo brazo que te ha nacido.
Tu espada.

La mañana despierta a los caballos.
Lo bello sopla un ciempiés.
Es la hora de la furia
del espíritu y el metal.
En el hogar,
ahora
los extranjeros levantan ídolos de oro.

Y crean los ejércitos
de cañones y fusiles y soldados sin ancestros.
Que matan a la distancia.
Pero tú eres guerrero.
Eres samurai.

Eres el que venera al Emperador,
dios en la tierra.
Eres el que honra al enemigo
al atravesar sus entrañas.
Cara a cara.

Y montas en los caballos, tan orgullosos como tú.
Las armaduras esculpen el gesto feroz.
La espada en alto.
El sol
que aúlla
en el dorso de los sables
y las lanzas.

Frente están las milicias urdidas por el extranjero,
las sombras del Imperio que se inclina.
Pero el Samurai brilla.
Que corran ya los caballos.
Que aúlle el aire al paso filoso de las espadas.

Miles de guerreros de antaño erupcionan en tu brazo,
Samurai,
el que extiendes hacia el tiempo nuevo que viene.
Y la punta de tu espada
ya necesita esgrimir
el dulce tajo sobre la carne.
Tu ira exige ya
el cuello enemigo.

Pero las ametralladoras te insultan por primera vez.
Imperceptibles, silban los dardos fulminantes.
Ebrio,
preciso,
corre el huracán cobarde
de las balas pequeñas.
Que no aceptan el combate valeroso,
pecho contra pecho.
Y ahora reinan
los torrentes rojos
que esmaltan la tierra del combate.

Que vieron tus antepasados.
Y la montaña se derrumba.
Lenta.
Su reflejo se sofoca en el lago.
Las armaduras crujen
entre vendavales de astillas.
Junglas de sangre escupen los cuerpos.
El aire enrarecido se regocija con la muerte.
Y tu espada cae.
Lenta.
Delicada.

El claro metal contempla los cerezos.
Has sido el honor.
Y tu espada cae.
Lenta.
Sobre la hierba herida.

sábado, 8 de septiembre de 2007

¿Que es ser Samurai?


Si quisieramos traducir la palabra Samurai, nos encontrariamos con que en el mas simple sentido significa "siervo", pero, que es en realidad ser un Samurai?...
El samurai no sólo era un guerrero, también encarnaba la virtud de la sociedad japonesa tradicional, lleno de valores, dispuesto a dar la vida por una palabra al parecer olvidada...Honor!!!
El samurai debía estar dispuesto a dar su vida en defensa de la vida y honor de su señor. Además de la lealtad, otros principios que regían la conducta del samurai eran la disciplina, el respeto, el comportamiento ético y el autoconocimiento. Buscaban el honor mirando dentro de su propia alma y confrontando los miedos. También se les enseñaba a apreciar y respetar la vida.....
"Si piensas salvar la vida, es mejor que no vallas a la guerra"